domingo, 17 de agosto de 2008

Un paréntesis por favor.


La gente siempre esta pensando en el mañana, que hará en navidad, donde viajar en verano, cuando se casa, si tendrá un hijo o varios. Cantidad de preguntas a las que muchas veces no tenemos respuestas. La gente se complica, crea problemas que atormentan su cabeza, dan demasiada importancia a cosas que aun están muy lejos. Está muy bien intentar planear cada segundo de tu vida, pero no se puede, no contamos con los improvistos que la propia vida nos da. Desde catástrofes ambientales, hasta nefasta y mortales conclusiones, y eso nos puede hundir, imaginad que habéis pensado ir de vacaciones con vuestro amor, lo tenéis todo planeado, incluso si allí pasan cosas que afecten a vuestro futuro lejano, como quedarse embarazada, y tenéis un accidente y el o ella mueren, vuestra vida se desmorona en unos segundos, todo lo que pensabas cambia radicalmente, en unos segundos tu vida da un giro de 270º. Por eso es mejor no pensar en el mañana y vivir el hoy, no con esto digo que no hagamos planes o que vivamos cada día como si fuera el último, no hay que ser catastrofista, pero si quiero haceros pensar con esto que no debemos poner demasiado énfasis en algo que hay tardara en llegar, por que si algo falla, la decepción sera diez veces mayor.

Por lo tanto recordar siempre estas magnificas palabras que una vez hoy: El pasado es un recuerdo, el mañana es un misterio y el presente es un regalo, es el hoy.

2 comentarios:

MoRGaNa dijo...

Que gran verdad esa de que le damos mil vueltas a las cosas, que no disfrutamos del presente por estar pendientes del futuro. Hace poco decidi que = que mi uno de mis poemas favoritos, tendria mas problemas reales y menos imaginarios y desde entonces me siento mas segura de lo que hago porque no quiero que llege mañn y arrepentirme de lo que no he hecho.

Aunque como todo el mundo hago planes de futuro, pero mas que planes perfectamnt decididos son metas y quiero pensar que algun dia podre cumplirlas, y querer es poder!

Un beso y Carpe Diem guardian.

Tristán dijo...

Muy sabia la entrada. Es bueno el dicho de que "hacemos una montaña de un grano de arena". Ciertamente, muchas veces obviamos las pequeñas alegrías por lograr la gran felicidad, sin darnos cuenta de que éstas son la sal de la vida.
Sigue inspirando almas.

Recuerdos desde mi Buhardilla.